Seleccionar página

Coincidiendo con el 70 aniversario de Porsche, el Centro Porsche Marbella está realizando una serie de eventos, acciones y colaboraciones que están consiguiendo acercar más aún la marca al público de Marbella

El primer embajador del Centro Porsche Marbella, Víctor Jerez,
el pintor de los deportistas
Cadena SER

+CADENA SERMálaga13/03/2019 – 14:50 h. CET

El pintor autodidacta algecireño saltó a la luz pública mundial pintando en directo a los tenistas del Mutua Madrid Open, durante la duración de los partidos, a partir de ahí, hemos podido verlo pintando a los jugadores de Selección Española de Fútbol, a Rafa Nadal, Djokovic, Sergio García, Vicente del Bosque, Marc Márquez o artistas como David Bisbal, Paco de Lucía o Miguel Poveda. Emoción, pasión, confort, alto nivel y calidad representan a Porsche y en concreto al centro de

Marbella, esta apuesta refleja su disposición por la mejora continua en la experiencia de cliente y en el trato personalizado. Tal y como Víctor Jerez ejecuta con su pintura, cada detalle, preocupación y atención por el cliente está orientada a conseguir que cada cliente se sienta como es, único.

“Victor Jerez refleja muchos de los valores de la marca y su arte es la representación máxima de las emociones que transmite Porsche” Rafael Rivero, Gerente de Centro Porsche Marbella Arte, deportividad, lujo, motor y emociones se reflejan en la figura de Víctor Jerez. Este nombramiento como embajador de marca se une al de otras empresas de alto nivel como ARK Architects o el Madrid Mutua Open.

La apuesta del Centro Porsche Marbella por las experiencias y la innovación viene siendo una constante que en concreto con Victor Jerez se viene forjando desde hace dos años con la presentación en El Corte Inglés de Marbella del nuevo Porsche Cayenne en diciembre de 2017. En este evento el artista creó una fusión única gracias a su pintura en directo durante el acto de presentación, consiguiendo realizar en tiempo récord una obra pictórica única para el momento. A su vez llevó al acto una obra de hiperrealismo donde conjugó emoción, líneas rectas, arte y la deportividad del nuevo Porsche Cayenne más familiar y adaptado, todo ello en el entorno de Marbella.